El Monte Shasta es uno de los lugares más sagrados de este planeta, misticismo y belleza paisajística se dan cita al unísono creando una atmósfera mágica.

Tradicional centro de encuentro con ángeles, espíritus guías, ovnis, maestros del Reino de la Luz y el hogar de los sobrevivientes de antiguas civilizaciones como Lemuria hace más de 12000 años viviendo la vida en un paraíso de quinta dimensión.

Debajo de este Monte se encuentra la Ciudad Subterránea de Telos, que, se dice, fue creada para preservar las Historia de la Humanidad.

 

 

 

El Monte Shasta es en realidad un volcán durmiente que se encuentra en el norte de California. En un terreno llano, se eleva desde la nada hasta mas allá de los 3.000 metros de altura y en un día claro, puede verse a mas de 200 kilómetros de distancia.

Aquellos que afirman tener capacidades de clarividencia, afirman que el Monte Shasta está envuelto por una pirámide etérica púrpura gigante, cuya cúspide llega mucho más allá del planeta, al espacio, y nos conecta con la llamada Confederación de Galáctica de Hermanos Mayores del Cosmos.

Extrañas luces y sonidos se ven y escuchan a menudo en la montaña. Nubes lenticulares, sombras y puestas de sol destacables se incluyen en su aura mística. Hay muchos túneles que llegan lejos, en el interior de esta majestuosa montaña.

Los indígenas americanos creían que el Monte Shasta era de tan inmensa grandeza que su existencia solamente podía ser atribuida a la creación de un “Grande Espíritu”.

Hay también informes sobre una raza de gente “Pies Grandes” ( yetis) vista en algunas remotas áreas del Monte Shasta, junto con muchos otros seres misteriosos.

Muchos buscadores de la verdad que han sentido y escuchado en sus corazones el “llamado de la Montaña”, se han trasladado a esta área donde sienten que finalmente han “vuelto al hogar”. La empañada memoria de su muy distante linaje lemuriano los está llamando de nuevo a su antiguo punto de origen.

Esto y mucho más en una entrevista realizada por Joaquin Cot a Carlos Herrero, Contactado desde hace muchos años por el maestro Adama y con una estrecha relación con  Aurelia Luise Jones. 

 

 

VIVE LA EXPERIENCIA

Ven al  corazón del Monte Shasta con Carlos Herrero y Joaquin Cot.

Carlos tiene conexión directa desde el año 2005 con el Maestro Adama de Telos, un ser de la antigua Lemuria, por eso su gran afinidad con el lugar. Haremos también labor con los Maestros Ascendidos, Arcángeles, con Arcturianos y Pleyadianos.

Trabajaremos con jerarquias Solares. Nosotros vamos representando desde nuestra perspectiva inter-dimensional al eslabón humano ascendente y cada uno de ellos, representa a sus jerarquías de luz, formando parte la misma familia desde planos interdimensionales distintos. …¿Te animas?

 

Hola, ¿Necesitas ayuda?
Escanea el código